Nunca pero nunca guardes la leche en la puerta de la heladera

Es un imperdonable error colocarla en las bandejas de la puerta

A veces cometemos errores que no tenemos idea del motivo, pero en los hogares argentinos es muy habitual colocar la leche en la puerta de la heladera. Es algo que casi todos hacen, pero lo cierto es que está al y debe ser el último espacio donde colocarla.

Según aseguran los especialistas, guardar la leche en la puerta del frigorífico no es idóneo para el producto. En su lugar, debemos ubicarla en la parte central, cita el portal Periodista Digital. En una guía sobre como guardar los alimentos, la temperatura es clave, y según donde esté ubicada la leche dentro de la heladera, es que cambiará su conservación ideal.

Puerta de la heladera

¿Qué debemos guardar en esta zona? Alimentos con conservantes naturales tales como jugos o mermeladas, ya que es la parte menos fría del electrodoméstico. Esto indica que guardar ahí la leche puede producir que se descomponga al no recibir frío como debe.

Bandeja superior

En la zona más alta deben ir aquello que no esté cocinado o no necesite estarlo; por ejemplo: los fiambres, también se pueden poner las sobras de las comidas.

Zona central

En la bandeja central deben ir los lácteos, entre los que está la leche. Aunque estos productos también pueden conservar sus propiedades en zonas inferiores, es más práctico reservar este espacio para otros alimentos.

Bandeja inferior

Es el lugar perfecto para el pescado y al carne cruda, debido a que es la parte más fría del frigorífico y aquí, estos alimentos se mantendrán lo más frescos posibles para consumirlos mejor.

Cajones

En los cajones de la parte inferior debe ponerse las frutas, hortalizas y verduras. Así permanecen frescos y aislados.

Recomendación

Un consejo es no meter alimentos calientes en el frigorífico, ya que puede provocar un incremento en la temperatura produciendo alteraciones en otros alimentos y posibles intoxicaciones alimenticias.

Un comentario sobre “Nunca pero nunca guardes la leche en la puerta de la heladera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.