Parricidio tras discusión: joven drogado mató a puñaladas a sus padres

El acusado, de 22 años, tiene severos problemas de adicción. Los vecinos de la localidad bonaerense de Tristán Suárez denunciaron que mantenía constantes disputas con sus progenitores adoptivos por vender objetos de valor para pagar estupefacientes. 

Un joven de 22 años fue detenido acusado de matar a sus padres adoptivos en la madrugada de este sábado en una vivienda situada en la localidad bonaerense de Tristán Suárez.

Según pudo averiguar Crónica, el sospechoso, identificado como Edgardo Roberto Martínez de 22 años, se apersonó en la Comisaría 2º con manchas de sangre en sus manos y ropa. El sujeto relató que al regresar a su domicilio, ubicado en la calle Urquiza al 200, vio a dos hombres salir corriendo de su casa y cuando ingresó encontró a sus padres adoptivos sin vida.

Personal policial acudió al inmueble y halló a metros de la entrada principal el cuerpo sin vida de Dionisio Martínez, de 56 años, con sangrado a la altura de cuello y rostro, compatible con heridas de arma blanca. En la habitación matrimonial encontraron el cadáver de Silvia Alejandra Gómez, de 49 años, también con heridas de arma blanca y autodefensa.

Vecinos del lugar aseguraron no haber escuchado gritos y contaron que el matrimonio tenía serias discusiones con su hijo adoptivo por sus “malas juntas” y sus problemas con las drogas, que lo llevaron a vender objetos de valor de la casa.

Al pasar el tiempo, Edgar cambió su relato y comenzó a contradecirse. El aprehendido dijo que al llegar a su casa vio a su padre tirado en la entrada del garaje sin vida y lo arrastró hacia el comedor. Luego fue al baño para higienizarse y cambiarse de ropa, antes de acudir a la seccional policial.

La vivienda a simple vista no presentaba signos de violencia y los pisos habían sido lavados. Policía Científica se presentó en el lugar y realizó los peritajes necesarios. También se presentó en el lugar el Dr. Carlos Hassan, titular de la UFI N° 02 descentralizada d.  Ezeiza.

Las pericias revelaron que la pareja murió por heridas punzo cortantes a la altura del cuello.

Luego de examinar a Edgar, descubrieron que tenía heridas de arma blanca en el dedo anular y meñique de la mano izquierda. Martínez es diestro, por lo que llegaron a la conclusión de que para asesinar a sus padres los tomó del cuello con la mano izquierda y con la derecha propinó las puñaladas.

El desorden en el interior de la vivienda.

Inmediatamente Martínez fue aprehendido por “doble homicidio agravado por el vínculo”.