Tras discutir con la policía, se arrojó al mar con su Ferrari

El estadounidense James Mucciaccio, tras un intercambio con un efectivo, atravesó una playa en Palm Beach, Florida, con su auto de lujo Ferrari a toda velocidad y terminó en las aguas del Atlántico

El lujoso auto se hundió unos 10 metros bajo la superficie. El conductor salió ileso del vehículo, antes de que este se hubiera sumergido, y regresó a la costa.

Más tarde, la Guardia Costera local se encargó de rescatar el vehículo con ayuda de unas bolsas inflables, y lo remolcaron hasta una cercana rampa para botes.

Según indicaron, el conductor no se encontraba bajo los efectos de alcohol ni de drogas.