Catamarca: una joven murió luego de intentar abortar con un perejil

Una mujer de 30 años murió tras llegar al hospital inconsciente luego de realizarse un aborto clandestino con un perejil en San Fernando del Valle de Catamarca.

La mujer -que grupos feministas denominaron “Paulina” para preservar su verdadera identidad- tenía dos hijos y vivía en un pueblo cercano a la capital catamarqueña. El domingo llegó a la Maternidad 25 de Mayo en estado grave y no consciente, tras colocarse un perejil en la vagina. A los pocos días, falleció por una infección.

“Ella era de un pequeño pueblo de Catamarca. Su origen era humilde y nosotras estamos seguras que fue víctima de un aborto clandestino. Paulina estuvo internada tres días en el centro de salud de su localidad y por la gravedad de su cuadro, que ya era irreversible, fue derivada a la maternidad de San Fernando, donde llegó muy grave e inconsciente. Allí permaneció en coma, entubada, y por supuesto no pudo hablar con nadie ni denunciar nada. Y finalmente murió”, expresó Laura Vizcarra, integrante de un grupo feminista de Catamarca.

Ahora hay un hermetismo absoluto en torno al caso“, aseguró y agregó “ni la policía ni la gente de la maternidad tomaron medidas. Lamentablemente fue sepultada sin que le hicieran la autopsia”.