Viral: la emoción de un granadero en un acto oficial al ver un retrato de San Martín

El 3 de febrero pasado, en el 206 Aniversario del combate de San Lorenzo, una foto compartida por el Regimiento de Granaderos a Caballo se volvió viral: un granadero, inmóvil durante la ceremonia, no puede contener las lágrimas cuando se descubrió un retrato de José de San Martín.

La foto de Darío Benítez, un granadero del escuadrón Ayacucho que se emocionó en la presentación de un cuadro del “Padre de la patria”, fue compartida miles de veces y recibió cientos de comentarios de usuarios que se conmovieron con la imagen.

Al ver la repercusión, la cuenta de Twitter de Granaderos a Caballo, que publicó originalmente la foto con el mensaje “una imagen poco frecuente“, posteó un video donde el granadero Benítez se presenta y agradece los mensajes positivos en redes sociales en nombre de él y del Regimiento.

En ese mensaje cuenta que nació y creció en la ciudad de Montecarlo, Misiones, ubicada a 180 kilómetros de Posadas, donde, de sus 18 mil habitantes, Darío, es el único granadero. Además, contó que presta servicio actualmente a la Casa Rosada.

Darío Benítez presta servicio en la Casa Rosada y es el único granadero de su pueblo en Misiones (@Granaderosarg)
Darío Benítez presta servicio en la Casa Rosada y es el único granadero de su pueblo en Misiones (@Granaderosarg)

“Tuve el privilegio de ir a la ceremonia del ‘Bautismo de fuego‘ de nuestro regimiento, en Santa Fe, donde participé del descubrimiento de un cuadro del General. Estuve apostado ahí y me emocioné mucho al ver el cuadro”, dijo. “Y es cierto que dicen que los granaderos no se mueven y cumplí con el rol de no moverme, pero las lágrimas no las pude contener”.

El cuadro en cuestión, presentado en la ceremonia donde se recordó y celebró la batalla ocurrida en 1813 en las costas del río Paraná, es una reconstrucción digital del rostro de San Martín realizada por el artista santafesino Ramiro Ghigliazza y llevada adelante a partir del retrato que el propio Libertador conservaba en su habitación de Boulogne-sur-Mer y del testimonio de sus contemporáneos, según relató el joven diseñador al portal La Capital de Rosario.

El rostro de San Martín se muestra además con las cejas más pobladas y una cicatriz en la mejilla izquierda, a raíz de una herida que sufrió en esa batalla: “Me propuse aprovechar las herramientas tecnológicas de hoy, para lograr en lo posible una imagen en realidad digital, como si le hubiésemos tomado una foto en 1818, con la tecnología de hoy”.