Para Omar Perotti, los anuncios de Nación son “una oportunidad para ratificar el potencial de la cadena láctea santafesina”

El ministro de Economía de la Nación, Sergio Massa, acompañado por el gobernador santafesino, anunció medidas para mejorar la competitividad del sector. Santa Fe produce más de 3.600 millones de litros de leche al año en más de 3.500 tambos, siendo líder en exportación de productos lácteos.

El ministro de Economía de la Nación, Sergio Massa, suspendió por 90 días los derechos de exportación para los productos de la cadena láctea. Este anuncio responde a reiterados pedidos del gobierno de Santa Fe y de las provincias de la Región Centro, quienes vienen poniendo de relieve la influencia socio-económica que tiene esta actividad en sus territorios.

Además, Massa adelantó que se aumentará un 20% las cuotas del programa Impulso Tambero con el objetivo de garantizar condiciones para la continuidad de la producción lechera.

El marco de estos anuncios fue una visita a la planta industrial de Lácteos Tremblay, ubicada en la localidad santafesina de Pilar. El ministro estuvo acompañado por el gobernador de la provincia, Omar Perotti, entre otras autoridades nacionales, provinciales y locales, como así también productores tamberos, trabajadores de la industria láctea, representantes gremiales e instituciones intermedias vinculadas al sector.

En la oportunidad, Massa aseguró que “estas medidas fueron tomadas con dos compromisos: que los beneficios alcancen a los productores y que el precio de góndola se mantenga durante los próximos tres meses”. Asimismo, el ministro explicó que “las empresas de la provincia de Santa Fe generan un volumen de exportación de casi 120 millones de dólares al mes”, y que estas medidas son de especial importancia, teniendo en cuenta la caída de los precios internacionales de los productos lácteos.

Un histórico reclamo

Por su parte, el gobernador Omar Perotti, destacó “la alta importancia que tiene la lechería santafesina para el desarrollo territorial, el arraigo y el agregado de valor. Esta es una oportunidad para ratificar el potencial que tiene nuestra cadena láctea y la valoración diferencial que le permitió alcanzar mercados altamente competitivos en todo el mundo. La lechería es una actividad ligada la historia de nuestros pueblos y ciudades que genera empleo no solo en el sector primario sino también favorece el surgimiento de empresas en todo el sector industrial”, dijo.

A su vez, el gobernador destacó el impacto que tiene el programa Caminos de la Ruralidad en todo el sector lechero: “Había una gran deuda con todos los productores que era la falta de caminos rurales. Más de 1.200 kilómetros de caminos se realizaron en toda la provincia. Y lo hemos hecho junto a los productores y comunas para profundizar el arraigo, garantizar la salida de la producción y mejorar la calidad de vida de las familias que viven en el campo”, expresó Perotti.

La suspensión de los derechos de exportación forma parte del histórico reclamo por el reconocimiento de la actividad láctea como economía regional. Esta demanda, encabezada por distintos actores del sector y los gobernadores que integran la Región Centro, tuvo sus primeros pasos en gestiones realizadas por el ministro de Producción, Daniel Costamagna, quien desarrolló gestiones frente al gobierno Nacional para avanzar en una agenda que tenga en cuenta el impacto territorial de toda la cadena láctea santafesina y de sus provincias vecinas.

Cabe destacar que el Programa Impulso Tambero, que consiste en la asignación de una compensación a productores tamberos, tuvo en Santa Fe la mayor cantidad de tambos beneficiados. En su primera edición alcanzó a 1.585 tambos por un monto superior a los $3.300 millones, y en la segunda etapa, con el pago de la primera cuota, se alcanzó a más de 1.800 tamberos santafesinos por un monto superior a los $1.000 millones. Este programa permitió acompañar con más de $4000 millones a más del 80% de las explotaciones tamberas de Santa Fe.

El ministro Costamagna ponderó positivamente este anuncio nacional y destacó: “Es una decisión que llega en un momento muy especial. Hoy el sector está pasando un momento complejo por el impacto de la sequía inédita que atraviesa la provincia, por el aumento de los costos de producción y de los arrendamientos, en un contexto internacional complejo y de bajos precios. La lechería es una actividad de alta generación de empleo y arraigo y medidas como estas permiten mejorar la competitividad en el comercio internacional, llegar a nuevos mercados, generar estabilidad en toda la cadena productiva e incrementar los puestos de trabajo asociados”.

La lechería en Santa Fe

Santa Fe produce más de 3.600 millones de litros de leche al año en más de 3.500 tambos, lo que la constituye en una de las provincias líderes en producción de leche y exportación de productos lácteos. Esta actividad, sólo en la producción primaria, emplea de manera directa a más de 16.000 operarios.

La provincia tiene más de 100 industrias lácteas (65% de ellas son pymes) las cuales representan más del 20% del total de las industrias de este tipo en el país e industrializan el 18% del total de la producción nacional.

En cuanto a comercio exterior, Santa Fe lidera la exportación de productos lácteos entre los que se destacan la leche en polvo, el suero, distintos tipos de quesos, la manteca y el dulce de leche, alcanzando destinos como Brasil, Argelia, Chile, China, Vietnam y Portugal.

Políticas públicas para el sector lácteo

En el período 2021-2022 el gobierno provincial otorgó créditos por 26.500 millones de pesos al sector productivo, resultando beneficiarios numerosos establecimientos lecheros e industrias lácteas que emplearon esta línea para inversión productiva.

La política de financiamiento tuvo además otros dos canales: por un lado, a través de los fondos coparticipables que gestiona el Consejo Federal de Inversiones (CFI) y a través de entidades financieras como Nuevo Banco de Santa Fe y Banco de la Nación Argentina.

El gobierno provincial trabajó también en mejorar la infraestructura y calidad de vida en el medio rural a través del Programa Caminos de la Ruralidad, que lleva intervenidos más de 1.200 kilómetros de caminos rurales con una inversión total de $11.000 millones.

También, frente al complejo contexto impuesto por la sequía, Santa Fe declaró la emergencia y el desastre agropecuario a más de 10.000 productores que accedieron a beneficios provinciales y nacionales.

Por otra parte, se desarrollaron jornadas de capacitación en los departamentos Castellanos, San Cristóbal, Las Colonias, San Martín y San Jerónimo sobre calidad de leche, el estatus sanitario de los rodeos y la formación del operario tambero.