Argentina pidió a EEUU que suspenda la sentencia por la estatización de YPF

El Gobierno nacional precisó que ejecutar el monto de US$ 16.100 millones, equivalente a casi el 20% de su presupuesto, haría más difícil que el país pueda estabilizar su moneda y reducir su carga de deuda de 235.000 millones de dólares.

La Argentina solicitó a una jueza estadounidense no ejecutar una sentencia por 16.100 millones de dólares derivada de la nacionalización de una parte mayoritaria de la petrolera YPF en 2012, en momentos en que el país, que enfrenta una grave crisis económica, apela el fallo.

En una presentación ante el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en Manhattan el jueves por la noche, Argentina dijo que hacer cumplir la “verdaderamente abrumadora” sentencia o exigir que deposite una fianza “paralizaría a una nación que ya sufre una grave inflación y sequía”.

Argentina dijo que ejecutar la sentencia, equivalente a casi el 20% de su presupuesto, haría más difícil que el país pueda estabilizar su moneda y reducir su carga de deuda de 235.000 millones de dólares.

MIRÁ: El Gobierno acordó con petroleras importar 10 barcos con combustibles para hacer frente a la escasez de naftas

También afirmó que la aplicación de la ley causaría “graves dificultades” a sus más de 45 millones de habitantes, lo que hace más difícil proporcionar energía, salud, transporte, agua y alcantarillado y otros servicios.

La sentencia surgió de la nacionalización en abril de 2012 por parte de Argentina del 51% de YPF que estaba en manos de la española Repsol argumentando una supuesta falta de inversión por parte de la empresa y sin licitación para las acciones en poder de inversores minoritarios.

Dos de esos inversores, Petersen Energía Inversora y Eton Park Capital Management iniciaron una demanda y el mes pasado la jueza de Distrito de Estados Unidos Loretta Preska falló a favor de ellos con una sentencia por 16.100 millones de dólares incluyendo intereses.

Burford Capital, que financió el litigio y según documentos judiciales tenía derecho a un respectivo 70% y 75% de los daños de Petersen y Eton Park, calificaron la decisión de Preska como una “victoria completa”.

Argentina había argumentado que no debería pagar más de 4.920 millones de dólares. Repsol recibió unos 5.000 millones de dólares de compensación.
Preska decidirá si suspender la ejecución de la sentencia mientras Argentina apela ante el Tribunal de Apelaciones del Segundo Circuito de Estados Unidos en Manhattan.

Los abogados de Petersen y Eton Park no respondieron de manera inmediata el viernes a un pedido de comentarios. El Gobierno de Argentina tampoco respondió ante el pedido de comentarios.

Fuente: NA