Avanzan los trabajados de erradicación de microbasurales

Los trabajos, realizados en conjunto con las empresas recolectoras de residuos que operan en la ciudad, tienen por objetivo mejorar las condiciones de higiene y salubridad en todos los barrios de la capital provincial.

La Municipalidad sigue desarrollando el programa de erradicación de microbasurales que, desde el comienzo de la gestión del intendente Emilio Jatón, se lleva adelante en los distintos barrios de la capital provincial. Actualmente, la secretaría de Ambiente y Cambio Climático completa trabajos de saneamiento y levante de montículos en barrio Jesuitas, al noroeste del ejido urbano.

La tarea se desarrolla en conjunto con las empresas prestatarias del servicio de recolección, con el objetivo de mejorar las condiciones de higiene y salubridad de los diferentes barrios. En esta oportunidad, se completaron trabajos en la intersección de las calles Thomas Larrechea, Piedrabuena y Diagonal Obligado.

Durante la jornada, el subsecretario municipal de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos, Germán Eichmann, explicó que “estamos asistiendo con camiones retropala y almeja en el retiro de microbasurales”. Según dijo, se trata de una tarea fundamental “para que estos residuos no terminen en los reservorios ni en las bocas de tormenta, especialmente en esta época del año en que se prevé la llegada del fenómeno de El Niño y tenemos que estar muy atentos para que ante una lluvia, el agua pueda escurrir rápidamente”.

Sobre el desarrollo constante de este tipo de trabajos, Eichmann mencionó que se recolectan “arriba de las 2.000 toneladas por mes, sólo en lo que refiere a erradicación de microbasurales. Eso significa que 2.000 toneladas dejan de estar en bocas de tormenta o en canales a cielo abierto y terminan en el relleno sanitario”, informó el funcionario.

No obstante, remarcó la importancia de “la educación ambiental y la colaboración del vecino”, para contribuir en estos trabajos. “Es fundamental sacar los residuos en bolsas cerradas y respetar los horarios”, dijo.

“Todos los residuos que se sacan sin bolsa y terminan en micro y macro basurales, derivan en canales a cielo abierto que van a los reservorios e impiden el normal escurrimiento del agua”, explicó. Entonces, si esto ocurre, el nivel del agua va a bajar en mucho más tiempo de lo normal”, concluyó.

Plan de recolección

Tal como se establece, los trabajos se completan en forma manual y con el apoyo de maquinaria y camiones acorde, tal es el caso de retropalas. El servicio es prestado por personal municipal y empleados de las empresas concesionarias, en el marco de un cronograma que se lleva a cabo de lunes a sábados y se divide por sectores.

Actualmente, los lunes se realiza en barrio Cabal y Las Lomas; los martes, en Scarafía y Acería; los miércoles en Loyola, Los Troncos y Jesuitas; los jueves, en Yapeyú y Santa Marta; los viernes en San Agustín 1 y 2; y los sábados en Nueva Horizonte. Un servicio especial se presta los días jueves en barrio Abasto, Monseñor Rodríguez entre la avenida Blas Parera y circunvalación oeste, con el apoyo de retroexcavadoras.