“No pienso en un desempate con Unión o cualquiera, dependemos de nosotros”

DAMONTE

Israel Damonte habló con una cadena televisiva nacional y se refirió a la definición del descenso en la última fecha. A diez días del encuentro ante Vélez el DT de Colón dejó varias frases para una previa llena de ansiedad.

La definición del descenso está al rojo vivo, a poco más de una semana de saber quién se va a la “B”, Israel Damonte se refirió a un tema que se instaló en la ciudad de Santa Fe: un posible desempate con Unión. “La posibilidad está, pero no lo pienso. Solo busco darle tranquilidad a los jugadores y que el equipo compita. Me gustaría terminar esta fecha con Colón en Primera. Tenemos para pelearle a cualquiera, pero no pienso en un desempate con Unión o cualquiera. Dependemos de nosotros”, manifestó el entrenador de Colón.

En referencia a la última fecha, el DT dejó su punto de vista con respecto a estar pendiente de otros resultados: “Pensamos en nuestro trabajo, el resultado ajeno a veces toca a favor o en contra. Hay equipos que prefieren jugar con los resultados puestos y a mi me gusta ser primero. Por eso ante Talleres teníamos que hacer nuestro trabajo y ganar, sin importar que pasaba en otro lado. Estar en un lugar de presión futbolística es un privilegio, porque podría estar en el molde en casa tranquilo y realmente estoy feliz trabajando acá. Pero insisto en ir a lo nuestro, porque dependemos de nosotros sin mirar lo que haga el resto. Después veremos cómo le va al resto en caso que no ganemos”.

En la charla que tuvo con ESPN el entrenador rojinegro dijo: “Llego a dar todo lo que tengo para ayudar a dejar en Colón en Primera. No soy un salvador, pero estoy confiado en el buen sentido de la palabra, confío en los jugadores y este club. Es un equipo muy importante y con una hincha espectacular. Merece estar en Primera, pero mas allá de los pensamientos, hay que demostrarlo en la cancha”.

En lo estrictamente futbolístico aseguró: “Cuando llegamos cambiamos el esquema, tratando de corregir cosas donde se sufría, como las contras, y lo conseguimos. Pero no hay nada infalible. Después uno arma en base a los jugadores que hay, por eso ante Talleres probamos otro sistema producto también de la ausencia de jugadores. Un 4-4-2 noble y fácil de trabajar, con jugadores de bien pie. Más allá de los esquemas, la clave fue la forma de competir con la energía de la gente”.