La escalada de violencia en Medio Oriente pone en riesgo un mercado favorable para las exportaciones argentinas

La región fue destino de bienes y servicios por 2.054 millones de dólares, principalmente productos agropecuarios como harina de soja, carne bovina, yerba, maíz, arroz, maní y garbanzos.

La escalada de violencia en Medio Oriente, que enfrenta a Israel con organizaciones extremistas y sus países vecinos, pone en riesgo un mercado ampliamente favorable para las exportaciones argentinas.

Con los nueve países de esa zona (Arabia Saudita, Irak, Irán, Israel, Jordania, Kuwait, Líbano, Palestina y Siria) la Argentina tuvo balanza comercial favorable en 2023 y los principales productos exportados hacia la región fueron agropecuarios: harina de soja, carne bovina, yerba, maíz, arroz, maní y garbanzos.

 

 

El año pasado se vendieron a esa región bienes y servicios por 2.054 millones de dólares y el saldo fue beneficioso para el país en 1.581 millones de dólares, según datos del INDEC.

La guerra entre Israel y la organización extremista palestina Hamás, iniciada en octubre de 2023, comenzó a afectar las exportaciones a la región y se teme que la escalada de violencia entre la nación judía e Irán (así como también con la agrupación Hezbollah, del Líbano) impacte con mayor profundidad en el comercio exterior argentino a esa zona de Asia.