La proyección de exportaciones del agro para 2024 cae por debajo de los US$30.000 millones

Así lo estimó un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario.

El volumen de producción agropecuaria registra un aumento del 60% interanual luego de la histórica sequía, pero el valor de las exportaciones del sector sube apenas un 23%.

De hecho, considerando los cinco principales complejos del agro (soja, maíz, trigo, girasol y cebada), la proyección de exportaciones para 2024 se ubica en US$29.300 millones, de acuerdo con un informe difundido este viernes por la Bolsa de Comercio de Rosario.

Si se toman las exportaciones por campaña comercial y se suman otros productos del agro (como granos y derivados) la estimación para la campaña 2023/24 alcanza a US$30.700 millones, monto que implica una caída de US$800 millones respecto de la estimación anterior.

La entidad puntualizó que si bien este guarismo significaría una recuperación de US$5.700 millones entre campañas, quedaría igualmente por debajo de los valores obtenidos en los ciclos previos 2020/21 y 2021/22, como producto del derrumbe de precios internacionales.

Además, evaluó que luego de la histórica sequía sufrida durante la campaña anterior, el retorno de las lluvias hacia finales del año pasado hacía prever una fuerte recuperación en la producción de granos para el ciclo 2023/24.

Pero advirtió que el impacto de la “chicharrita” sobre el maíz, particularmente los maíces tardíos, recortó la estimación de producción 50,5 millones de toneladas, un 11% menos que lo estimado hace un mes.

“Si bien hace un mes se preveía que la producción total de granos alcance 137,6 millones de toneladas para el nuevo ciclo y se erija como la campaña de segunda mayor producción, con este recorte en la estimación maicera el volumen total cae a 131,1 millones, quedando así por debajo de otros volúmenes anteriores”, indicó la Bolsa rosarina.

A este panorama de menor producción -según el informe- se le suma la caída en los precios internacionales de los principales productos de exportación del agro argentino, que desde principios de este año siguen un derrotero bajista.

Fuente. NA