Murió el paciente que recibió el primer trasplante de un riñón de cerdo modificado genéticamente

El hospital en el que hace un mes y medio se llevó a cabo el procedimiento informó el fallecimiento del hombre de 62 años este domingo.

El primer paciente vivo en recibir un trasplante de riñón de cerdo modificado genéticamente falleció durante las últimas horas, un mes y medio después de la intervención, anunció el Massachusetts General Hospital, de Estados Unidos, donde se concretó la cirugía que representó un hito de la medicina.

“Mass General está profundamente entristecido por el repentino fallecimiento del Sr. Rick Slayman. No tenemos indicios de que haya sido el resultado de su reciente trasplante“, señalaron este domingo en un comunicado desde el hospital, situado en Boston.

“Slayman será recordado para siempre como una luz de esperanza para innumerables pacientes trasplantados en el mundo entero y le estamos profundamente agradecidos por su confianza y su voluntad para hacer progresar el sector del xenotrasplante”, concluyó el centro de salud.

Rick Slayman tenía 62 años y sufría una enfermedad renal en fase terminal. En marzo, los cirujanos del Mass General Hospital (MGH) le realizaron, durante cuatro horas, una intervención inédita en el mundo en la que le trasplantaron el riñón de un cerdo.

El riñón de cerdo utilizado para el trasplante fue aportado por una empresa de biotecnología de Massachusetts llamada eGenesis, que lo modificó genéticamente para eliminar los genes nocivos y agregarle algunos genes humanos.

El paciente, que sufría diabetes de tipo 2 e hipertensión, había recibido un riñón humano en 2018, pero este órgano había comenzado a dejar de funcionar cinco años más tarde, por lo que se sometía a diálisis.

La escasez de órganos es un problema crónico en el mundo. El hospital de Boston, por ejemplo, en marzo declaró que tenía más de 1.400 pacientes en la lista de espera para un trasplante de riñón.