Detuvieron al piloto que volaba con la joven tucumana que murió al caer de un parapente

Los investigadores lo acusan a Ariel Salazar de entorpecer en la investigación al no querer dar la filmación que realizó con una cámara.

Ariel Salazar, el piloto que llevaba a Natalia Vargas, la joven médica tucumana que falleció cuando realizaban un vuelo en parapente, fue detenido por personal de la División Homicidios.

Si bien está acusado de homicidio culposo -delito que es excarcelable-, Salazar fue detenido justo tres meses después del accidente por entorpecer la investigación, informaron esta noche voceros policiales.

La Justicia lo acusa de ocultar las imágenes del hecho que filmó con una cámara y de no haber informado su verdadero domicilio. El 29 de diciembre, Natalia Vargas, médica tucumana que realizaba una especialización en Alemania desde hace tres años, llegó a Loma Bola, en San Javier, para realizar un vuelo biplaza en parapente.

Por un supuesto error en el sistema de seguridad, la joven de 22 años, oriunda de Concepción que volvió al país para pasar unos días con su familia, cayó al vacío y murió en el acto.