El consumo masivo se desplomó un 10,6% en el primer semestre

De acuerdo con la consultora Focus Market, “las variaciones (de consumo) en el Gran Buenos Aires, al igual que el mes anterior, medidas tanto en unidades como en consumo, fueron más profundas que en el Interior”. Las transacciones, con una caída de 4,55% en el primer semestre, “nos indican que sigue la tendencia de menos unidades por acto de compra”.

En junio último, ese indicador fue de 4,51 unidades (frente a 4,65 del año pasado), aunque desde abril se empezó a observar una muy leve variación positiva. El ticket promedio llegó en junio a $217, por acto de compra.

En tanto, la variación de precios acumulada de la canasta de productos empaquetados fue de 54,3%. Por ejemplo, la familia de cuidado personal es la que presenta un incremento mayor (65%), seguido por alimentos (58%) y limpieza (56%). El 37% de las variaciones negativas ponderadas se concentran en bebidas sin alcohol y lácteos. En las primeras, lo más relevante se observa en gaseosas, aguas saborizadas y jugos. En los lácteos, las principales impactos se mostraron en leches, yoghurt, quesos y postres.

Por cuarto mes consecutivo, “se observa este fenómeno de encontrar algunas categorías que han llegado a su piso y empiezan a rebotar. Recordando que las bases de comparación de años anteriores son bajas, creemos que podemos empezar a ver una paulatina recuperación del consumo en el canal o al menos, desaceleración de las caídas”, señala Focus Market.

Suben precios

En forma conjunta, fuentes de la entidad Consumidores Libres adelantaron ayer que los precios de la canasta básica subieron 1,89% en la primer quincena de julio, en la CABA, lo cual permite proyectar que la inflación en este mes escalará al 3 por ciento como mínimo.

Por su parte, la consultora Nielsen informó ayer que “junio vuelve a presentar una caída de 7,9% en el consumo, comparado con el mismo período del año anterior”.

En el documento, se observa una mejor performance en la  Ciudad de Buenos Aires y GBA (-6,9%) en comparación con el interior del país, donde las compras de la población en supermercados cayeron 8,2%. En el desglose, productos de almacén caen 1,9%; bebidas, 11,4%; frescos, lácteos y congelados, 15%; y limpieza, el 6,4%.