Envían a juicio a L-Gante por haber mantenido bajo privación de libertad a un vecino

Lo dispuso el juez a pedido de la fiscalía y el cantante será juzgado por privación ilegítima de la libertad y amenazas a vecinos de General Rodríguez.

Elián Valenzuela va a juicio oral y público por un incidente de mayo pasado en donde supuestamente amenazó a un vecino de General Rodríguez y lo retuvo en su vehículo luego que éste tuviera un cruce con los amigos del cantante. 

El juez de garantías Gabriel Castro convalidó el pedido de la fiscalía de Raúl Villalba y L-Gante va a juicio por privación ilegítima de la libertad y amenazas.

La novedad judicial fue recibida por el cantante estando en libertad luego de permanecer 90 días detenido en la DDI de Quilmes.

L-Gante había recuperado su libertad el pasado 8 de septiembre, tras permanecer detenido casi 100 días, imputado por “privación ilegal de la libertad y amenazas” contra Gastón Torres, quien está patrocinado por los abogados Pablo Becerra y Leonardo Sigal.

El cantante había sido denunciado por Gastón Torres, un vecino de General Rodríguez, quien lo acusó de haberlo amenazado con un arma y también de haberlo retenido en su auto, tras una discusión que se produjo el 27 de mayo en la puerta de un local bailable de esa localidad.

Ahora, el juez cambió la calificación de tenencia simple de drogas a tenencia simple para consumo, a raíz del hallazgo de esa sustancia cuando fue allanado. En función de ello lo sobreseyó.

Así va a juicio por “privación ilegítima de la libertad en concurso ideal con amenazas coactivas”.

“Entiendo que las dudas y contradicciones existentes deben resolverse en el marco de un debate oral, siendo este el medio adecuado para dilucidar tales cuestiones, declara a los principios propios con los que cuenta esa etapa -oralidad, publicidad, contradicción e inmediación-, momento en el que se podrá examinar y contraexaminar a los testigos que propongan las partes para validar sus teorías del caso, pudiendo incluso incorporar nuevos elementos probatorios no propuestos en esta etapa”, sostuvo el magistrado en su fallo.

El hecho

El 27 de mayo pasado amigos del cantante salieron de bailar de un boliche de General Rodríguez y varios integrantes de la denominada “MaFilia” tuvieron un altercado con un grupo, entre los que se encontraba Torres, empleado municipal vecino del barrio, porque uno de ellos casi atropella a una mujer, Rosa Passi, quien fue la otra denunciante en el caso.

Personal de la Guardia Urbana de Protección Ciudadana del Municipio de General Rodríguez demoró a los amigos de L-Gante y cuando el músico se enteró de lo sucedido con sus amigos, decidió actuar por su cuenta.

El músico “tomó al empleado municipal, le apuntó con una pistola, lo obligó a subir a su coche y se lo llevó”, según adujo la víctima en la denuncia. Luego, condujo unas pocas cuadras dentro del barrio Bicentenario, hasta que halló y amenazó a la segunda víctima para que ingrese a su auto, “en pos de aclarar la situación relacionada con sus amigos a la salida del local bailable”.

De acuerdo con la denuncia, el músico los retuvo por 20 minutos y habría dicho: “Si no sueltan a mis amigos, no los suelto a ustedes”.

Cuando L-Gante se enteró de que sus amigos “habían sido solo identificados sin tomarse decisión de restricción de su libertad”, dejó descender de su vehículo a las personas que retenía.

La denuncia fue corroborada luego por decenas de cámaras de seguridad, por la geolocalización de los teléfonos celulares y por la declaración de los policías, otros testigos y familiares de las víctimas.

En su defensa, L-Gante negó que haya utilizado un arma y que el vecino subió por su propia voluntad a la par que negó que exista riesgo de entorpecimiento o amenazas. En cambio, las víctimas han alegado que fueron amenazadas.