Santa Fe avanza a alcohol 0 al volante

 

Este viernes, en la sala Zapata Gollán del Concejo Municipal concejales abordaron junto a médicos, bioquímicos y facultativos en problemas toxicológicos, el proyecto de Ordenanza –autoría del concejal Ignacio Martínez Kerz – que solicita modificar el Reglamento General de Tránsito de la ciudad –Ordenanza 10.017- en los casos de comprobarse estado de intoxicación alcohólica al volante durante la conducción.

En la reunión de trabajo estuvieron presentes los concejales Alejandra Obeid, Leandro González, Marcela Aeberhard, Franco Ponce de León, Carlos Suárez, Marcelo Ponce, Luciana Ceresola, además el autor de la iniciativa Ignacio Martínez Kerz.

Del encuentro participó, el Dr. Juan Pablo Poletti, Director del Hospital José María Cullen, Carlos Mastandrea –bioquímico-, Jefe del Departamento de Toxicología del Hospital José María Cullen; el Dr. Guillermo Kerz, Decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Católica de Santa Fe, el Dr. Juan Carlos Langhi, Jefe de Neuro Toxicología del Hospital Cullen, el Dr. Guillermo Micheletti, Coordinador Médico de la pista de examen del Parque Garay en representación del Colegio de Médicos y el Dr. Félix Bertorello, del Departamento de Control de la Salud del Concejo Municipal.

El proyecto

La modificación propuesta por Martínez Kerz –inciso b. del art.65 de la ordenanza de tránsito estipula que “se entenderá que una persona se encuentra en estado de intoxicación alcohólica cuando la medición alcoholimétrica detecte la presencia de alcohol en sangre, cualquiera sea su concentración por litro.”

“De resultar positiva la medición alcoholimétrica, sin importar los valores que arroje, se considerará como alcoholemia peligrosa y se actuará conforme lo establece la normativa vigente para estos casos. Sin embargo, cuando la medición alcoholimétrica no supere las dos décimas de gramo por litro (0,2 gr/l) de sangre, no se aplicarán sanciones administrativas”.

“Los dispositivos de medición alcoholimétrica no son perfectos. Hay casos de conductores que bebieron alcohol y, sin embargo, el control de alcoholemia les da negativo, porque los dispositivos están descalibrados. Entonces, los 0,2 gr/l están contemplados como un margen de error, no de tolerancia”, aclaró el concejal.

El proyecto  ahora, con el proyecto en la Comisión de Gobierno, se espera que obtenga dictamen definitivo en las próximas semanas, para luego tratarse en el recinto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.