ASSA controlorá el consumo con micromedidores

Será en el transcurso del 2019. Los aparatos ya están comprados. Habrá más de 30 mil micromedidores instalados en la ciudad de Rafaela.

Lo anunció el presidente de la empresa, Sebastián Bonnet, al hablar en la audiencia donde defendió el pedido de incremento de tarifa efectuado por la empresa.

La empresa Aguas Santafesinas completará la instalación de micromedidores en todos los hogares de Rafaela durante el año 2019. Así lo anunció el presidente de ASSA, Sebastián Bonet, en el marco de la audiencia pública convocada por el Ente Regulador de Servicios Sanitarios (ENRESS), donde el funcionario defendió el pedido de aumento tarifario efectuado por la empresa, el cual fue criticado por organizaciones de consumidores y concejales de Rafaela que participaron del encuentro.

Bonet también aprovechó la ocasión para anticipar la incorporación a la sucursal Rafaela de ASSA de un camión desobstructor combinado que será utilizado para destapar cañerías cloacales. ASSA tiene en servicio en la ciudad un camión que desobstruye cañerías por impulsión, a través de una manguera de alta presión que “empuja” los elementos que las obstruyen. Para acciones más complejas pedía un camión de acción combinada a Santa Fe, que venía ocasionalmente a Rafaela.

Este vehículo de acción combinada, además de actuar por impulsión, también posee un sistema de succión que permite retirar todos los elementos que obstaculizan el paso del fluido, depositándolos en un tanque especial.

Al defender la gestión de la empresa en la prestación del servicio, Bonet destacó las mejoras concretadas en los últimos años en los servicios ofrecidos en Rafaela, tanto en lo que hace a la provisión de agua potable –con una importante merma en los reclamos de baja presión por parte de los usuarios- como desagües cloacales.

Según los datos aportados por Bonet, “desde el año 2015 a la actualidad se incrementó un 29 % la producción de agua potable en Rafaela, lo que redundó en un incremento de caudales distribuidos en la ciudad. Ello fue posible gracias a la puesta en marcha de la planta potabilizadora Norte, a mejoras introducidas en la planta potabilizadora principal y a una intensa gestión en la administración de la red distribuidora. Por ejemplo, este año se instalaron doce nuevos sensores de presión on line que permiten monitorear el estado de la red de distribución de agua potable y se incorporará una nueva perforación para la planta Norte”.

En el mismo sentido, Bonet subrayó que los resultados positivos se observan en la evolución de los reclamos por baja presión realizados ante la empresa por parte de los rafaelinos. En el año 2015 sumaron 806, en el 2016 ascendieron a 764 y en el 2017 descendieron notablemente a menos de la mitad: 372. Esa tendencia se mantendrá en el 2018, según anticipó ante los presentes en la audiencia pública.

Micromedición

Una de las acciones destacadas en las que puso énfasis Bonet fue el plan masivo de instalación de medidores, que prevé alcanzar una cobertura del 100 % en marzo del 2019. En ese sentido, el funcionario informó que ya se adquirió la totalidad de los medidores necesarios y están realizadas las contrataciones para su instalación.

De ese modo se habrán colocado 30.800 medidores en las conexiones técnicamente medibles, logrando un pago equitativo por lo que realmente se consume y alentando el consumo responsable del agua potable.

La colocación masiva de micromedidores, exigida durante muchos años por los rafaelinos, se cumplió según lo prometido a lo largo de los últimos dos años y fue uno de los factores claves para el mejoramiento de las prestaciones del servicio de agua potable, ya que se logró reducir las fugas domiciliarias por la vía más eficaz, que es el control real de los consumos. Muchos usuarios que pagaban tarifa de acuerdo a la superficie de sus inmuebles comenzaron a preocuparse por solucionar las fugas internas –en sanitarios, canillas e incluso en cañerías obsoletas- cuando los volúmenes de consumo registrados por los micromedidores disparaban sus facturas a precios muy altos.

Por otra parte, al completarse la micromedición total de los consumos domiciliarios, ASSA estará en condiciones técnicas de determinar cuáles son los volúmenes reales de pérdidas de la red –estimadas en un 40% o más por estudios concretados por la UTN- domiciliaria, e incluso podrá determinar en qué sectores se registran las mayores pérdidas. En ese sentido, el plan de la empresa es “aislar” la ciudad por sectores, midiendo cuánta agua entrega a la red en esos sectores y cuáles son los consumos reales de los usuarios. La diferencia que surja permitirá calcular las pérdidas que tiene la red y dónde se debe poner el foco a la hora de realizar las reparaciones correspondientes.

Cloacas

Respecto al servicio cloacal, el presidente de Aguas adelantó que próximamente entrará en servicio un nuevo camión desobstructor combinado para reforzar el mantenimiento de las redes, para lo cual ya se realizó capacitación de personal de Rafaela.

El sistema cloacal está diseñado para que pasen las aguas servidas de baños, piletas de cocinas y lavaderos, pero no para recibir basura, líquidos tóxicos, pañales, trapos o elementos cortantes, que con frecuencia suelen hallar las cuadrillas y que dificultan el correcto funcionamiento de los desagües.

El equipo combinado cuenta con una bomba que, a través de una manguera de unos 20 centímetros de diámetro, puede aspirar el barro y los elementos sólidos que se encuentran en el interior de las cámaras y sumideros. Una vez captados, esos desperdicios son depositados en el tanque de residuos con los cuenta el equipo. También puede actuar con el sistema más simple, que es el de impulsión a través de otra manguera que lanza agua a alta presión.

Bonet, además, recordó que en los últimos meses también se construyó un nuevo sistema de ingreso de líquidos a la Planta Depuradora, que mejoró el perfil hidráulico de tratamiento y se habilitó un nuevo sector de descarga de camiones atmosféricos.

Como tarea preventiva, este año se rastrearon 27 kilómetros de redes cloacales y 6 estaciones elevadoras; se renovaron 323 metros de cañerías cloacales de gran diámetro; se solucionaron 2.250 reclamos y se realizaron 21 nuevas conexiones domiciliarias y 34 renovaciones.

Deja un comentario