El regalo de Navidad: ideas originales para obsequiar

Se acerca la fecha y quizás no te has puesto a pensar qué regalarle a tus seres queridos. Aquí te contamos cuáles son las mejores opciones.

Escasos días nos separan de la Nochebuena y en la que muchos esperan dar y recibir obsequios. El tema es que, a veces, ya sea porque nos pone de mal humor o porque no nos da el tiempo, dejamos para el final el salir a hacer las comprar navideñas. Y si todavía no tenes nada en mente, ¡no te preocupes! Aquí podrás encontrar algunas ideas para dar en el blanco y no gastar demasiado.

El foco de la recomendación está en cuidar el dinero y obsequiar algo original y exclusivo para esa persona que tanto apreciamos. ¿Exclusivo? ¡Sí! Terminemos con los regalos seriales aquellos que se repiten año a año sin pensar en los gustos reales y necesidades del agasajado.

“El compromiso que despierta un regalo nos hace sentir presión ante el detalle y terminamos cediendo a algo que, quizás, no es de nuestra preferencia pero; por ser un regalo, lo aceptamos”, dice la psicóloga Laura Giménez. Y, por eso mismo, nuestro desafío es darle una vuelta de tuerca y “comenzar a innovar para así, sorprender”.

El regalo es sinónimo de “sorpresa”, un obsequio debe generar asombro y hacer sentir que conocemos y sabemos lo que le gusta al otro. Por eso, desde hace un tiempo está pisando fuerte regalar “experiencias”. La idea es regalar aquello que genere un recuerdo en el ser querido.

¿Cómo regalar experiencias?
Esta idea es simple y complicada a la vez: “Requiere conocer gustos y preferencias.

Saber qué es lo que más disfruta o qué sabores, paisajes, desafíos y riesgos le divierten” a esa persona que queremos. Una degustación de vino en una bodega cercana, un paseo en bicicleta por las montañas, trekking o excursiones por senderos naturales, un día de spa y masajes, una aventura en parapente, cenas, cabalgatas, rafting; entre más.

Lo bueno es que “cuando nos ponemos a pensar, es más difícil salir a la calle adivinando qué comprar que saber que en los gustos y preferencias del otro está el mejor regalo que podemos hacer”, agrega la profesional.

Las mejores opciones
Hay varias, sean vivencias u objetos materiales, y para todos los bolsillos. Vamos a ver algunas opciones.

-Gafas de sol: Tanto para hombre como para mujer, con calidad óptica, filtro U.V. 400, cristales color -negro, rosado, verde-, lente plano con marco metálico, estuche y paño de limpieza; todo entre los $380 a $ 680.

-Reloj pulsera: En el mercado nos encontramos con relojes con vidrio templado, con conexión bluetooth 3.0 que sincroniza el reloj con otros aparatos tecnológicos (como el celular), cámara remota que controla la cámara del celular y saca fotos. Pantalla touch, funciones para controlar el tiempo de descanso y la actividad física, alarmas antipérdida de smartphone. Entre $500 y $1.200.

– Bolsos de mano (deportivo) para mujer: entre $285 a $500. En el caso de bolsos para hombres, nos encontramos con modelos tipo morral todos los tamaños y colores entre $800 y $1.200.

-Plumas, bolígrafos, libros: si nuestro familiar es más intelectual y le gusta el mundo de la escritura y la lectura podemos buscar estos objetos grabados con su nombre. Los precios rondan entre los $280 a $800. En el caso de los libros, una saga puede rondar entre $600 y $800 cada ejemplar. Los libros individuales arranca en los $280.

– Experiencias: desde entradas a recitales a aventuras en la naturaleza y en la ciudad. En lo que respecta a espectáculos, es importante tener en cuenta el gusto de todos los que se sentaran en nuestra mesa. Ya sea una obra de teatro o un recital, las entradas rondan entre $200 a $ 1.000, de acuerdo al tipo de espectáculo.

Pero, si hay algo que a los mendocinos nos gusta son los festivales y, como bien sabemos, estamos próximos a vivir las fiestas departamentales y la gran Fiesta de la Vendimia. En cada uno de ellos, la grilla de excelentes artistas puede ser un buen regalo -anticipado- para estas fiestas.

-Vinos: Dar con el sabor indicado es muy sencillo gracias a las vinotecas que asesoran.

La variedad es infinita pero un precio aproximado de un buen vino ronda entre los $280 y los $850. En ese rango encontramos Malbec, Chardonnay, Pinot Noir, Bonarda y Cabernet Sauvignon.

-Tours gastronómicos: Un paseo por la cocina y los sabores de las bodegas cuestan, con traslado, guía y recorrido completo, alrededor $2.700. También se puede hacer un tour de bike entre viñedos en ese precio, que incluye alquiler de bicicletas y equipo de seguridad, visitas guiadas, degustación y almuerzo.

-Un día de pileta, sol y juegos: ronda entre $250 y $200. Hay complejos que brindan espacios para acampar o alquiler de pequeñas cabañas. En este caso -depende del lugar y la cantidad de días-, el precio arranca en $150 y $400 (por día para carpa y cabaña, respectivamente).

– Día de spa: Un mimo que ronda los $1.800 y $2.000 con el servicio de masajes relajantes con aceites, espumas y esencias o clases de yoga a $130.

-Paseo en parapente: La opción del vuelo bautismo en parapente biplaza, el precio es de $3.500. Si se desea más adrenalina, se puede optar por salto en paracaídas que ronda los $9.000 con filmación de la caída incluida.

-Cabalgatas por diferentes paisajes: entre $1.500 y $2.500 dependiendo el lugar que se recorra y la exclusividad del servicio. Lo mismo ocurre con el senderismo, también conocido como trekking, entre $1.800 y $3.500.

Estos paseos incluyen traslado, guía profesional, comida contundente y típica de la zona, reconocimiento de aromáticas y plantas típicas y un poco de historia de la geografía del lugar.

Los chicos también cuentan
Es tradición que a la medianoche los niños de la familia reciban su regalito. “Seamos creyentes o no, vivamos esta fecha desde la fe o no, hay algo que es innegable: durante las fiestas el consumo aumenta”, sostiene la psicopedagoga Virginia González Linares.

“Lo importante aquí es el mensaje que le damos a nuestros pequeños sobre la Navidad y los regalos”. La psicóloga infantil, Ximena Olivares afirma que la tradición del regalo es una forma de mantener “una ilusión, algo mágico que escapa a lo explicable pero que ahí está y ‘hace cosquillas en la panza’. Los niños y niñas, más que el regalo, a veces, necesitan creer en eso que es asombroso”.

Antes que nada, tenemos que considerar si lo que se regala es algo que el niño necesita o es lo que nosotros queremos que tenga: una tablet, un celular… Considerar la seguridad y la utilidad de un juguete es otro elemento a tener en cuenta para edades tempranas. “Cada niño tiene intereses muy diferentes”, agrega Olivares.

Hay niños y niñas que disfrutan de un juego de mesa que es más pasivo, otros de uno de armar y desarmar, otros de ingenio. También hay chicos que prefieren la naturaleza y el aire libre y quizás una actividad fuera de casa para ellos es un lindo regalo. Esto es independiente de la edad porque “el regalo indicado depende de cada niño, de lo que lo movilice, lo estimule. Que le permita manifestarse y expresar lo que siente, piensa y desea”, afirma Ximena.

Pero, ¿qué regalarles? Si está aprendiendo a caminar, un andador; si le gusta explorar o está en edad de descubrir cosas, una bicicleta; si sabe leer y trazar líneas, un libro para colorear o de lectura fantástica. “Para los niños que se encuentran en la etapa del juego funcional se puede obsequiar mordillos, sonajeros, juegos de encastre, pelota, etc.

Por otro lado, juguetes acordes a la etapa simbólica del juego son: bebés, muñecos, herramientas, autos, cocinita, juego de té, maquillaje, maletín de doctor, etc. Y para los niños que están en la etapa del juego reglado: juegos de mesa, Twister, yenga, cartas, etc.”, afirma Linares.

Es importante “desarraigar a los chicos de estas costumbres donde prima el materialismo y comenzar a generar espacios que se compartan en familia como un día de campo o un picnic.

Deja un comentario