El capitán de los All Blacks quedó encerrado en la escuela de sus hijas por la masacre

El capitán de los All Blacks, la selección nacional de rugby de Nueva Zelanda, envió un mensaje mientras estaba encerrado en la escuela de sus hijas debido a la alerta que se desató en el país tras la masacre en Christchurch que dejó al menos 40 muertos este viernes.

“Enviando mis pensamientos a las víctimas de hoy”, escribió Kieran Read en Instagram junto a la foto de un salón escolar vacío. “Encerrado en el salón de la escuela esperando a las chicas”, agregaba el mensaje.

Read, de 33 años y quien hace parte de los Crusaders en el Super Rugby, tiene tres hijos, dos de las cuales van a la escuela primaria en Papanui, suburbio de Christchurch, informó el diario New Zeland Herald.

Según el diario neozelandés, debido a la alarma que provocó el atentado, a los niños no se les permitió acceder a los baños y permanecieron encerrados en el edificio durante un largo rato.

Read anunció que dejará los All Blacks después de la Copa del Mundo de rugby que se disputará este año en Japón, y se mudará con su familia al país asiático para comenzar una nueva etapa de su carrera.

Deja un comentario