Por la crisis, casi un tercio de inquilinos no llega a cumplir el contrato

La Federación Nacional de Inquilinos realizó una encuesta sobre 4.200 casos, arrojando que el 30,3 por ciento tuvo que rescindir su acuerdo de partes en los últimos seis meses como producto de la crisis

Según una encuesta de una entidad de inquilinos, casi un tercio de los contratos de alquiler fueron rescindidos anticipadamente por dificultades en el pago, pero el dato fue desmentido por el Colegio de Corredores Inmobiliarios porteño que a través de su presidente señaló que el porcentaje de rescisiones “está dentro de la media histórica”.

La Federación Nacional de Inquilinos realizó una encuesta sobre 4200 casos de alcance nacional que reveló que el 30,3 % de los encuestados tuvieron que rescindir su contrato durante los últimos seis meses por dificultades para sostener el pago de los alquileres.

Según la entidad, esto no sólo se debe al incremento del peso del alquiler sobre los salarios sino al fuerte encarecimiento general de todos los gastos básicos, que obliga a los hogares a achicar el presupuesto intentando no afectar lo destinado a servicios públicos y alimentación.

La encuesta destacó que la mayor cantidad de rupturas anticipadas de las locaciones (34,9 %) afecta a la franja de inquilinos de 18 a 24 años, mientras que entre 46 y 55 años se reduce hasta un 20,22 %.

“La rescisión anticipada de contratos aparece como la principal respuesta de los inquilinos que ya no pueden afrontar los pagos”, señaló Gervasio Muñoz, presidente de la Federación de Inquilinos.

Según el dirigente “son cada vez más quienes se mudan a viviendas más pequeñas o alejadas, los que comparten techo con padres, hijos o hasta desconocidos o quienes alquilan habitaciones derruidas en hoteles familiares”.

En tanto Armando Pepe, titular del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (CUCICBA), salió al cruce de esa información al señalar que “es una mentira total ya que el promedio de rescisiones de alquileres está dentro de la media histórica”.

“Según los registros del Colegio el número de rescisiones anticipadas de alquileres de vivienda no llega al 15%, que es una cantidad que se viene dando desde hace tiempo”, señaló Pepe en diálogo con este diario.

El titular de CUCICBA consideró además que las cancelaciones anticipadas de los contratos se pueden deber a diversos motivos y no solamente a dificultades de pago de los alquileres.

“El contrato se puede rescindir porque el inquilino se casó y decidió mudarse a otra vivienda, porque compró desde el pozo y fue adjudicado, porque se mudó de Capital. Esto es lo que resulta de nuestros registros”, ejemplificó Pepe.

El dirigente, reconoció sin embargo que “el problema no son los propietarios ni el monto del alquiler sino la inflación y los aumentos de tarifas que hacen que haya un 25 % de morosidad en el pago de las expensas”.

Pepe destacó que una encuesta de la Cámara Argentina de la Propiedad Horizontal reveló que hay 25 % de morosos, una cifra muy elevada si se la compara con el promedio histórico del 3%.

“Esto es lo que está pasando verdaderamente y lo que vemos es que a pesar de las dificultades la gente sigue manteniendo su contrato de alquiler”, dijo el dirigente.