Suspendieron el inicio del juicio al Pity Álvarez porque le detectaron “incapacidad mental”

El cantante está preso desde 2018 por haber asesinado a un vecino de Villa Lugano. 


El juicio del cantate Pity Álvarez, fue postergado luego de que la solicitud por el abogado del compositor fuera aprobada por el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional nro 29. La decisión fue tomada acorde a las conclusiones de un informe realizado por dos integrantes del cuerpo médico Forense que argumentaron que el artista tiene una “incapacidad sobreviniente”, aspecto previsto en el artículo 77 del Código Procesal Penal de la Nación.

Los jueces Gustavo Goerner y María Cecilia Maiza sumarán a otros peritos para dar mayores precisiones sobre el estado de salud del líder de Viejas Locas, que se encuentra detenido desde el 2018 por haber matado a un vecino de Villa Lugano.

El juicio iba a comenzar este lunes 1 de marzo a las 10.30, pero no habrá novedades hasta que el acusado vuelva a ser evaluado. El juez les solicita a los médicos que definan si Pity “se encuentra en condiciones de asistir al debate, prestar declaración y comprender acabadamente la totalidad de los actos que se lleven adelante en el juicio y administrar los derechos que le asisten en el curso del proceso o si en el caso contrario ha sobrevenido algún tipo de incapacidad que impida llevar adelante el debate”.

También quieren determinar “si el estrés propio de enfrentar un juicio oral podría afectar de manera negativa el estado de salud del justiciable o poner en riesgo su vida, considerando su cuadro en el ámbito de la salud mental, como también las múltiples patologías clínicas que este presenta: diabetes, hepatitis C, insuficiencia respiratoria crónica, obesidad mórbida, hipertensión arterial y artrosis de cadera y rótula”.

La vida del popular artista cambió para siempre aquel 12 de julio de 2018 a la 1.30 de la madrugada, cuando frente a la puerta de acceso a la Torre 12 del barrio Samoré le disparó a Cristian Maximiliano Díaz, conocido en el barrio de Lugano como “Gringo”. Lo que empezó como una charla derivó en una discusión y posteriormente en un crimen.