Dramática situación de ocupación de camas UTI en la provincia

En algunos lugares ya la ocupación está colmada en un 100 %, como es el caso de Reconquista. Las ciudades de Rosario y Santa Fe la ocupación se mantiene al límite. Los intendentes de ambos lugares piden ser “solidarios” al resto. 


De tono “dramático” fue esta tarde el repaso de las camas de terapias intensivas ocupadas en las principales ciudades con efectores públicos en la provincia de Santa Fe.

En la reunión virtual con Intendentes, la Ministra de Salud Sonia Martorano mostró el nivel de ocupación de camas UTI, donde se indica que ya hay sectores como la ciudad de Reconquista, donde no hay camas públicas disponibles, con una ocupación del 100 %.

La situación es sólo un poco mejor en los lugares de mayor cantidad de plazas sanitarias como Rosario, donde sólo restan de ocuparse 8 camas de UTI covid, la mayoría de ellas en el Hospital Modular, mientras que en la capital provincial también restan de ocuparse el mismo número, 8. De ellas 2 se encuentran en el Hospital Cullen, 2 en el Iturraspe nuevo, otras 2 en el Iturraspe viejo y las restantes 2 en el Cemafé.

En Venado Tuerto son 6 las plazas disponibles y en el Hospital Jaimé Ferré otras 4.

De esta manera, en los sectores de salud pública de toda la provincia de Santa Fe, en total restan para albergar a enfermos de covid graves, tan sólo 26 camas.

En el encuentro, los Intendentes de Rosario Pablo Javkin y de Santa Fe Emilio Jatón, reclamaron al resto de sus pares ser “solidarios”, al recordarle que la situación en sus ciudades es de “alarma sanitaria” porque, entre otras variables, reciben pacientes de toda los pueblos y ciudades vecinas y no tan cercanas.

En el caso de Javkin, expresó “necesitamos un criterio común en la restricción a la circulación, porque sino van a crecer los casos. Por eso, lo que decidamos lo tenemos que sostener entre todos”.

Por su parte, el intendente de la ciudad de Santa Fe, Emilio Jatón, destacó que dicha ciudad “está recibiendo pacientes de 98 localidades además de la ciudad de Santa Fe. Hoy nos quedan ocho camas. Lo que está pasando no le gusta a nadie. Ninguno quisiera estar en este lugar porque en medio está la salud de la gente y eso es preocupante. Sí o sí tenemos que ser solidarios”.

Finalmente, el Ministro de la Gestión Pública Marcos Corach, afirmó que “es importante entender que la pandemia no terminó, y que mientras el proceso de inmunización no haya terminado, es imprescindible seguir con los cuidados y con las medidas necesarias para disminuir la circulación y los encuentros sociales”.