Los provida celebraron el rechazo a la legalización con gritos de júbilo y fuegos artificiales

Con mucho frío y empapados por un lluvia persistente, los protagonistas del sector celeste de la plaza estallaron con gritos de júbilo en el momento de la votación. Fueron 38 votos en contra los que permitieron obtener el triunfo de esta batalla legislativa.

Con emoción, en algunos casos hasta con lágrimas, los militantes del movimiento provida y de organizaciones religiosas celebraron que la legalización del aborto no sea un hecho en la Argentina. Las figuras de la campaña, entre ellos Amalia Granata , subieron al escenario montado para festejar y agradecer a los presentes.

Si bien el grupo de convocados superó con amplitud al puñado que quedó durante la madrugada del 13 de junio en Diputados, era evidente la diferencia numérica con la manifestación del sector verde. Desde la avenida Corrientes hasta Rivadavia, todas las arterias que rodean al Parlamento estaban repletas de miles de jóvenes con una misma ilusión, ahora postergada.

Así como lo hicieron a lo largo de la vigilia, los detractores del proyecto utilizaron fuegos artificiales para celebrar el resultado definitivo. Rosario Dacunto, de 22 años, que fue acompañada por amigas, expresó: “Estoy feliz porque se respetó la vida. En ningún momento plantearon una solución para la mujer”. Y agregó, sobre la vinculación que se hace del movimiento al credo católico: “Hay de todo acá, no entiendo por qué se acusa a la Iglesia; no sé qué tendría de malo”.

Fuente: La Nación

Deja un comentario