Un hombre tuvo que comprar un tóner porque no le podían imprimir el carnet de conducir

¿Si te traigo el tóner, me imprimís?”, fueron las palabras del ciudadano que compró los cartuchos de tinta para que le hagan el carnet de conducir.


Desde el miércoles, el personal del Centro Municipal de Educación Vial no atiende al público debido a la falta de insumos. Los turnos programados debieron posponerse para el viernes 11. La situación de las dependencias municipales en la ciudad es preocupante ya que muchas registran inconvenientes para el normal desenvolvimiento de sus funciones.

Quienes se acercaron al Parque Garay para realizar trámites de retiro y renovación de licencia de conducir deberán aguardar al menos, hasta el viernes, ya que la atención al público dependerá de la solución que los empleados tengan desde el municipio.

Sin embargo, este jueves por la mañana, ocurrió un particular caso. Un ciudadano llegó a la dependencia municipal para realizar el tramite de renovación de su licencia de conducir. Al llegar al lugar, se enteró que no iba a poder hacerlo debido a la falta de insumos para la impresión de los carnets. En consecuencia, le propuso a los empleados comprar por su cuenta los tóners para imprimir su permiso de conductor.

En dialogo con Radio EME, Dario, empresario local, relató el episodio inaudito que debió afrontar: “Llegué para hacer el tramite, y me dijeron que no estaban funcionando. Que recién tenía que volver el viernes por la falta de insumos. Y les pregunté: ¿Qué pasa si los traigo a los tóner?, y los chicos no sabían que decirme”.

Luego de ofrecerse a conseguir los cartuchos de tinta necesarios para efectuar el trámite, Dario se dirigió al centro comercial santafesino para adquirirlos. “Lo lindo de esto fue ayudar, y que la gente te saludará por esta alegría. Cuando entre tenían una cara que te comían. Y se fueron con una sonrisa. Más allá del momento político actual, hay que sumar en vez de restar”, sostuvo el ciudadano.

Por último, aclaró: “Para un mes van a tener para imprimir”.

 

Dario, ciudadano que compró los tóner, en dialogo con Radio EME: