Desde la municipalidad de Rosario piden suma precaución a la población

Gonzalo Ratner confirmó que la tormenta que se desató en Rosario es preocupante. “El panorama es bastante complicado, hubo ráfagas de hasta 92 kilómetros por hora ayer, hay un severo daño al arbolado público, también volaron carteles y varios objetos. Trabajar en altura es muy riesgoso por eso se sigue haciendo pero a ritmo lento”, indicó.

El funcionario comentó que desde la tormenta del domingo “se abordaron situaciones muy complejas sobre viviendas y vehículos. No se paró de trabajar ni a la noche”, advirtió.

Unos 155 árboles caídos, ramas que obstruyen el paso, calle anegadas y cortes de electricidad en varios puntos de la ciudad. Este lunes a la mañana, continuaba lloviendo el registro llega a los 120 mm y desde la Municipalidad de Rosario pidieron suma precaución a la población.

Deja un comentario