20 C
Santa Fe
lunes, octubre 3, 2022
Inicio Provinciales Media sanción al proyecto de ley que crea una unidad fiscal para...

Media sanción al proyecto de ley que crea una unidad fiscal para delitos rurales

El Senado santafesino aprobó la iniciativa del legislador del departamento Las Colonias Rubén Pirola. El organismo dependerá del Ministerio Público de la Acusación. 


La Cámara de Senadores de la provincia aprobó por unanimidad la media sanción a la iniciativa del legislador Rubén Pirola (PJ-departamento Las Colonias) que crea la “Unidad Fiscal Especial sobre Delitos Rurales” en el ámbito del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Ahora será el turno de los diputados santafesinos, quienes tendrán la responsabilidad de darle sanción definitiva a una idea legislativa que, en nueve artículos, plasma la voz de los sectores rurales en relación al delito.

El proyecto de ley tiene por objeto proponer la creación de la Unidad Fiscal Especial sobre Delitos Rurales en el ámbito del MPA “a los efectos de contar con una estructura y una organización judicial especializada en la investigación y persecución de los delitos rurales que se cometen en la provincia de Santa Fe”.

En los fundamentos de su proyecto, Pirola sostiene que “el delito rural no tiene las mismas características que el delito urbano, especialmente por la clara diferencia del terreno en que opera, que por dimensión y extensión se hace difícilmente controlable”.

Además, sostiene que “es una realidad que los delitos rurales han recrudecido en el país y en nuestra provincia y que cada vez adquieren connotaciones más peligrosas, sobre todo para los habitantes de zonas rurales, por la violencia y la fuerza empleadas o uso de armas en su comisión”.

Por otra parte, dice el legislador, “resulta claramente comprensible la importancia económica que significa el sector agropecuario en el PBI de la provincia y los daños y perjuicios que se derivan de la comisión de los delitos rurales, que no sólo impactan en la economía del sector y de la provincia, sino también en cuestiones de salud pública por el faenamiento y la comercialización ilegal de carne en el caso del abigeato, así como el desaliento de la continuidad productiva o el desarraigo de la población rural ante la creciente inseguridad en que viven”.

Fuente: La Capital